Gestión del talento: el salario no lo es todo

Gestión del talento

¿El salario es lo más importante para cambiar de empleo? La respuesta correcta, en estos momentos más que nunca, es que el salario no lo es todo. Evidentemente, la remuneración del trabajo es importante, pero no es definitiva para decidir cambiar o permanecer en un puesto, por ello las empresas deben tenerlo en cuenta para la gestión del talento.

¿Qué ventajas ofrecen las empresas?

Las organizaciones buscan compromiso y motivación en los empleados y esto se consigue dando a cambio ventajas que son importantes para los componentes del equipo humano. Estos son algunos ejemplos:

Flexibilidad

Actualmente, y especialmente tras la pandemia, ofrecer cierta flexibilidad a los trabajadores añade un plus a la empresa. En ciertos sectores, como por ejemplo en el de la tecnología, la posibilidad de teletrabajo es determinante a la hora de captar o retener talento. Las empresas que no ofrecen la posibilidad de teletrabajo o un modelo híbrido tienen mayor dificultad para captar candidatos.

Participación en la toma de decisiones       

Es importante este punto, no referido a temas estructurales de la organización, sino aplicado a la mejora del entorno de trabajo. Que tomen en cuenta nuestra opinión respecto al trabajo que desarrollamos diariamente es fundamental para conseguir el compromiso del equipo con su empresa.

Valoración

Tú me valoras y yo me motivo. El reconocimiento es un punto importantísimo a la hora de generar motivación en los empleados. Una palmadita en la espalda la necesitamos y la esperamos todos en algún momento. Nuestro trabajo se reconoce y nos sentimos bien con nuestros compañeros y nuestros responsables.

Posibilidad de desarrollo profesional

Es importante para los trabajadores estar en un entorno laboral que les permita adquirir conocimientos, que les permita sentirse realizados y que los motive cada día en su puesto de trabajo. Así mismo, ello implica tener mayor empleabilidad en caso de necesitar buscar un nuevo empleo.

Los trabajadores buscan normalmente oportunidades en empresas grandes que tienen procesos mejor definidos, pero conseguir procedimientos adecuados no es exclusivo de empresas grandes, también puede estar al alcance de empresas pequeñas. A la hora de gestionar talento tenemos que ofrecer las oportunidades que los trabajadores están buscando.

Un trabajador motivado tendrá un mejor desempeño, mayor compromiso y si tiene las condiciones adecuadas, no se querrá marchar de la empresa. No hay nada peor que tener en el equipo personas que están en la organización porque no les queda más remedio, porque estas personas se limitarán a cumplir con lo justo que les exija el puesto desempeñado y poco más.

Si analizamos todo lo expuesto, veremos que el coste económico de estas ventajas para los trabajadores, en la mayoría de los casos, son “a coste 0”. Es decir, son cuestiones organizacionales fáciles de ofrecer y que a cambio aportarán a la empresa grandes beneficios: como mayor rendimiento del equipo, mayor compromiso, mayor desempeño y por tanto, aumento de la productividad. Un trabajador contento es un activo importantísimo para las empresas, independientemente del tamaño de las mismas. No solo las grandes empresas pueden ofrecer estas ventajas a sus trabajadores para una mejor gestión del talento. ¿Estás de acuerdo?

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Colavoro

Colavoro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *