Saltear al contenido principal
TIEMPO DE VACACIONES

TIEMPO DE VACACIONES

Ha llegado el momento esperado por la inmensa mayoría de los trabajadores, LAS VACACIONES. En este periodo del año muchas empresas adaptan su actividad a los meses en los que sus trabajadores van a disfrutar de su descanso reglamentario (un mes aproximadamente). La mayoría de nosotros hemos preparado o pensado en nuestros merecidos días de ocio. Esto nos supone pasar por cinco fases trascendentes:

1ª fase: Empleado saturado

El curso pasa factura y a estas alturas estamos todos sobrecargados con las responsabilidades que hemos ido asumiendo, con la carga de trabajo acumulada, con la pérdida de energía. Nos flaquean las fuerzas, el trabajo diario se nos hace cuesta arriba, el fin de semana nos parece corto para descansar, nos cuesta dormir, el calor nos  molesta, no vemos el momento de desconectar.

2ª fase: Preparación de vacaciones

En puertas de las vacaciones, cogemos aire para aguantar la última semana de trabajo antes de empezar las vacaciones. Hacemos un último esfuerzo por dejar todo solucionado, todos los cabos atados para que no haya ningún problema en nuestra ausencia. Ese soplo de energía de última hora viene generado por la motivación de saberte en breve en una tumbona en la playa, en la piscina, en el retiro rural que nos proporciona el pueblo, a los que lo tenemos, o en algún destino lejano.

3ª fase: Vacaciones

Por fin han llegado ¡Qué maravilla!. Al principio nos cuesta un poco desconectar de nuestra rutina diaria, pero se supera enseguida. Alejados completamente del entorno laboral, con los papeles que ocupan nuestra mesa olvidados, sin acordarnos de claves, correos electrónicos, etc. Disfrutando del tiempo libre, haciendo, sin prisa, actividades  que nos hacen disfrutar (a elegir: familia, viajes, amigos, siesta, etc.). Todos instalados en “modo diversión” o “modo descanso”.

4ª fase: Fin de vacaciones

Tenemos que ir pensando en volver a la realidad del curso que empieza después del verano. ¿Cómo ha podido pasar tan rápido? Sin darnos cuenta, estamos a las puertas de la rutina, intentando recordar cómo se accedía a la oficina, o las contraseñas de nuestro ordenador. Nos cambia el humor solo de pensarlo. Hay que aprovechar los últimos días de vacaciones.

5ª fase: “Vuelta al cole”

Llegamos a nuestro puesto de trabajo y nos sentamos en nuestro sitio, sin saber por dónde empezar. Poco a poco tomamos el control de todo, nos vamos adaptando, a veces nos cuesta responder a nuestra actividad diaria, pero rápidamente nos recomponemos. El reencuentro con nuestros compañeros (si se disfruta de un buen ambiente de trabajo) ayuda mucho, cada uno cuenta cómo le ha ido el verano, enseña alguna foto.  Se nota que hemos cargado pilas para comenzar una buena temporada y que estamos reseteados para empezar el curso con fuerza y motivación.

Lo positivo que nos debe quedar es, por una parte, que tenemos trabajo al que volver y, por otra, que hemos disfrutado de nuestras merecidas vacaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Volver arriba
Buscar