Saltear al contenido principal
LAS NUEVAS COMPETENCIAS DEL EMPLEADO

LAS NUEVAS COMPETENCIAS DEL EMPLEADO

Todos somos conscientes de los cambios que se están produciendo en el mercado laboral, pero somos los que estamos trabajando en RRHH, los que estamos viendo la velocidad a la que estos cambios se están produciendo y somos nosotros los responsables de compartir la información que tenemos.

La tecnología es el motor impulsor del cambio, las disciplinas STEM (siglas en inglés de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) son las disciplinas en las que nos tenemos que preparar tanto los que estamos trabajando ya, como los que quieran incorporarse al mercado laboral en el futuro.

El mundo laboral está cambiando mucho y el sistema educativo muy poco y esto supone una gran brecha que a corto plazo puede ser insalvable. A nivel educativo, las autoridades responsables deberían anticiparse y hacer nuevos planteamientos porque la realidad es que hacen falta modelos educativos que aprovechen la tecnología y que eduquen a los alumnos en aptitudes y competencias.

A nivel personal nosotros también tenemos mucho que cambiar. El trabajo para toda la vida no existe, el modelo futuro es trabajar por proyectos y para poder estar en activo es fundamental tener una habilidad importantísima, que no posee todo el mundo, que es la adaptación al cambio, es decir, tener capacidad para afrontar nuevos escenarios dentro de nuestra actividad diaria, sin que suponga un problema para el desarrollo del proyecto en el que estemos inmersos y poder seguir trabajando de forma productiva, con capacidad para proponer soluciones de forma inmediata.

El desempleo en el mundo de la tecnología no existe, ese es el futuro, las máquinas ya hacen trabajos que antes hacían personas (automatización) por lo que debemos desarrollar nuevas competencias para tener éxito en el trabajo. Los empleos rutinarios en empresas, fábricas o comercios serán hechos por máquinas, las personas serán sustituidas. Es en las cosas que no pueden hacer las máquinas en lo que debemos especializarnos, aquellas que requieran habilidades manuales, creatividad, etc. de ahí la importancia que debe tener la formación profesional que capacite a las personas a desarrollar trabajos que no puedan hacer las máquinas.

Las personas tendrán que estar en constante formación por lo que otra de las habilidades fundamentales que deben tener es learnability o capacidad de aprender. La formación continua y las ganas de aprender debe ser una prioridad para todos. Desde la empresa se tienen que dar las herramientas necesarias para aprender, para innovar e incorporar tecnología para que las personas se relacionen con ella y la utilicen, porque ese es el futuro que nos espera.

La generación de una gran cantidad de datos (big data) será otro campo en el que podemos encontrar nuevas carreras profesionales, tener capacidad de interpretación de datos será clave en un mundo en el que los datos son el petróleo del siglo XXI. Traducir grandes cantidades de datos (data analytics), tomar decisiones en función de ellos, discriminar y filtrar información importante será requisito fundamental en el nuevo mercado laboral.

Tener capacidad para entender múltiples conceptos será también importantísimo, es decir, la transdisciplinariedad. La especialización dentro de la empresa será una realidad, pero atendiendo distintas áreas de trabajo. Se pedirá que un programador también sea capaz de diseñar. La polivalencia dentro de la empresa será un valor al alza.

En un mundo globalizado se necesita tener inteligencia social, otra habilidad que permite conectar con otras personas, en entornos multiculturales que sumen a los proyectos. Relaciones con personas de distintas edades, pensamientos diferentes, con otras formas de trabajar sólo puede hacer que unidos puedan hacer un trabajo innovador e inteligente.

Si tenemos en cuenta todo lo expuesto, los cambios que realmente vienen no son el futuro, es el presente, las empresas pueden prepararse para afrontar los nuevos escenarios con ciertas garantía de éxito para ellas mismas como organización así como para los trabajadores que puedan adaptarse a las nuevas necesidades y poder lograr los objetivos marcados. ¿Estás preparado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Volver arriba
Close search
Buscar