Saltear al contenido principal
LA FORMACIÓN A LO LARGO DE LA CARRERA PROFESIONAL

LA FORMACIÓN A LO LARGO DE LA CARRERA PROFESIONAL

Hasta hace no mucho tiempo estar en una empresa o dos durante toda la vida laboral era habitual y la formación en la empresa era algo accesorio, algo complementario, que se hacía más por gusto que por necesidad. Eso ya no es así y actualmente, es fundamental tener una formación continua, para poder afrontar retos profesionales que se nos presentan, cada vez con más frecuencia, debido al entorno VUCA (acrónimo de volatilidad (volatility), incertidumbre (uncertainty), complejidad (complexity) y ambigüedad (ambiguity)) en el que nos movemos.

Hay que adaptarse al nuevo escenario sin más remedio. El mercado laboral es cada vez más cambiante y se buscan profesionales capaces de adaptarse con facilidad a los cambios. La empleabilidad aumenta teniendo en cuenta la experiencia profesional, pero en gran medida teniendo en cuenta su formación.

Es importante pararse a ver la formación que cada uno tiene y compararlo con las exigencias del mercado laboral, ya sea para el trabajo que se realiza de forma habitual, o para un posible futuro trabajo. La formación permite adaptar el perfil profesional a la demanda del mercado laboral.

En el caso de no tener experiencia laboral, no queda más remedio que aportar una sólida formación a nuestro curriculum, por lo que no podemos dejar de formarnos sea cual sea nuestra situación laboral. Cada vez más centros de formación imparten cursos de especialización o de actualización de nuestros conocimientos.

Otra posibilidad que se puede dar, es que se esté en situación de desempleo y en ese caso también hay posibilidades de formarse, ya que el Servicio Público de Empleo pone a disposición de los desempleados un amplio catálogo de cursos gratuitos, que permiten a las personas desempleadas acceder nuevamente al mercado laboral y tener nuevas oportunidades.

Desde el punto de vista de los trabajadores la formación tiene innumerables ventajas, como ya hemos comentado, además podemos destacar:

  • Aumento de empleabilidad.
  • Mayor satisfacción, motivación y compromiso en el trabajo.
  • Posibilidad de asumir responsabilidades y resolver problemas.
  • Adquisición de nuevos conocimientos.
  • Mayor eficacia y reducción de accidentes de trabajo.

Desde la perspectiva de la empresa es un gran beneficio formar a sus trabajadores y tener un plan de formación anual. Entre las ventajas que tiene podríamos destacar:

  • Aumento de compromiso de los trabajadores.
  • Rápida adaptación de las empresas a las nuevas exigencias del mercado.
  • Aumento de productividad y competitividad.
  • Mejora de cualificación de los trabajadores.

Por lo que hemos comentado, claramente la formación es un elemento fundamental necesario en todas las empresas, y tanto trabajadores como directivos, deben estar alineados para que sea considerado una aportación de valor para todos.

En Colavoro contamos con la ayuda de un centro de formación (CETS FORMACIÓN ) para organizar nuestra formación interna o externa. En CETS elaboran planes a medida, con formación online, formación presencial, así como Certificados de Profesionalidad. Además, cuentan con la última tecnología para poder transmitir la formación mediante video streaming o realizar sesiones interactivas aplicando la gamificación.

Claramente la formación no se puede considerar un gasto de las organizaciones, sino una inversión de futuro para todos los miembros de las empresas, por lo que no hay excusas del tipo, no tengo dinero (hay formación bonificada/subvencionada), o no tengo tiempo (la formación online permite máxima flexibilidad para hacerla desde cualquier parte).

 Si tienes dudas sobre si debes invertir en tu futuro profesional, queda claro que no se admite un no por respuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Volver arriba
Close search
Buscar