Saltear al contenido principal
CLIMA LABORAL

CLIMA LABORAL

El buen ambiente en el lugar de trabajo es algo que nos gustaría disfrutar a todos a lo largo de nuestra carrera profesional. Partimos de la base de que el clima laboral se determina por la gente que conforma cada organización y de que, además, a todos nos gusta rodearnos de gente que nos aporta algo.

Es verdad que nos tomamos el trabajo como algo que nos impide estar disfrutando de nuestro tiempo y de hacer cosas que nos hacen felices y esa idea convendría transformarla. Cada uno de nosotros tenemos una idea de lo que es la felicidad y todos queremos ser felices. Por tanto, hay tantas ideas de felicidad como personas dentro de una organización. A la pregunta ¿Es posible ser feliz en el trabajo? La respuesta claramente es SI, pero todo depende de la actitud que tengamos cada uno de nosotros, o los miembros de un equipo, de un departamento o de la totalidad de la empresa.

Para unos, el ambiente de trabajo viene determinado por el desequilibrio entre la vida personal y la laboral. Para otros, cuando creen que su puesto no está bien remunerado, otros lo determinarán por los compañeros de trabajo o por los jefes y otros por tener un lugar de trabajo inadecuado. Son diversos los factores que influyen a cada una de las personas de un equipo de trabajo, pero ¿Qué podemos hacer para ser felices en el trabajo?

Haremos una distinción entre lo que se puede hacer desde la parte de la organización y lo que podemos hacer cada uno de forma individual para mejorar el clima laboral.

Por parte de la organización se debería:

  • Motivar a través de la confianza

Generar confianza y dar importancia al trabajo que se realiza dentro de la organización son formas de motivación para las personas que forman la empresa. El reconocimiento y la posibilidad de participación de los empleados genera unas relaciones de confianza.

  • Comunicación fluida

La buena comunicación evita malentendidos y conflictos con las personas. Es bueno tener una comunicación fluida, con total transparencia, para generar sentido de pertenencia y compromiso en los empleados. El respeto debe ser una máxima entre las personas de la organización sea cual sea su trabajo. Hay que dar los miembros de la empresa la importancia que cada uno de ellos tiene.

  • Un lugar de trabajo adecuado

Trabajar en unas condiciones adecuadas nos ayuda a pasar la jornada laboral de mejor manera. Tener una buena temperatura, una buena iluminación, un mobiliario adecuado o un lugar donde poder tomarte un café es algo que se tiene muy en cuenta por todos los trabajadores.

Por parte de los empleados se debería:

  • Tener en cuenta las características de uno mismo

A la hora de aceptar un trabajo cada uno debemos tener en cuenta cuáles son nuestras fortalezas y debilidades para saber de antemano si vamos a dar todo lo mejor que cada uno podemos dar. Trabajar como comercial siendo una persona tímida, que le cuesta relacionarse con la gente es algo que nos pondrá muy difícil sobrellevar nuestra jornada laboral. Hacer en el trabajo lo que mejor se nos da, es garantía de éxito personal y también profesional.

  • Flexibilidad

Actualmente, trabajamos en entornos cambiantes y ser capaz de adaptarse a los cambios con la mejor actitud es de las cosas más positivas que podemos hacer. No amargarse, ni amargar a los demás debería ser un claro objetivo personal para pasar un buen día en el trabajo. No conseguimos nada más que enrarecer el ambiente entre los compañeros, cuando trasladamos problemas o insatisfacciones a los demás.

  • Compromiso

El compromiso es una elección personal. Comprometerse con un proyecto o una organización nos hace crecer, nos ayuda a avanzar en nuestra trayectoria profesional y nos descubrirá nuevas oportunidades que aprovechar. Sentirte parte importante dentro de tu empresa, saber que tu trabajo es valorado y que se tienen en cuenta tus opiniones es fundamental para realizar tu trabajo con confianza y de la mejor manera.

Todos queremos ser felices y solo tenemos que pararnos a pensar qué nos hace felices para enfocarnos en ello. Saber que nuestro trabajo trasciende más allá de lo que supone realizarlo físicamente, nos da un alto grado de satisfacción cada día. Todos, con nuestro trabajo diario, queremos hacer un mundo mejor y cuando lo descubrimos, nos sentimos inmensamente felices.

A modo de resumen podemos decir que un mal clima laboral ocasiona conflictos, malestar entre las personas y por ello una baja productividad, mientras que un buen clima laboral hace que la gente se alinee con los objetivos de la empresa y luche para conseguirlos, dando lo mejor de sí mismos y con una alta productividad. La importancia del clima laboral en la empresa es evidente y darle la relevancia que tiene es fundamental para conseguir el éxito en la organización.

¿Cómo es el clima laboral de tu empresa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Volver arriba
Close search
Buscar