Saltear al contenido principal
5 APRENDIZAJES EN RECURSOS HUMANOS

5 APRENDIZAJES EN RECURSOS HUMANOS

Llevamos trabajando en Recursos Humanos más de 20 años y nos encanta la labor de reclutar. Cuando cerramos un proyecto, hay grandes dosis de adrenalina y esfuerzo detrás porque hemos tenido que tener en cuenta una visión global de la actividad de la empresa. Desde esta visión, estamos ayudando a las personas para que puedan construir sus sueños.

5 son los aprendizajes que hemos obtenido en estos 20 años en recursos humanos.

1.PASIÓN. Para ser bueno en tu trabajo, tienes que tener pasión por él, tienes que querer hacerlo. Puedes conocer las bases del reclutamiento, cómo funciona el proceso e incluso, puede que lo hayas estado haciendo durante unos años, pero si no te gusta, no llegarás a cerrar roles abiertos para las empresas. No porque no puedas encontrar al candidato correcto, sino porque no harás ese esfuerzo extra para encontrar al candidato perfecto que se ajuste a las expectativas, porque no sabrás cómo hacerlo.
El reclutamiento, al igual que las ventas, requiere de pasión, cerrar una oferta para después contratar y emparejar al candidato/a con las expectativas que requiere la empresa. Un deseo de llevar las cosas a su ejecución.

2.VENTAS. Un reclutador es un vendedor. Punto.
Identificar buenos candidatos, crear una oferta de trabajo emocionante, hablar el idioma del candidato, entender lo que está buscando, plasmarlo llenado esos espacios en blanco para cerrar la oferta, es lo mismo que hace un profesional de ventas cualificado. Si te dedicas a los recursos humanos piensa que hay una línea muy delgada, casi insignificante entre las ventas y el reclutamiento. La diferencia se reduce a lo que estás ofreciendo.

3.RELACIONES. Si el reclutamiento se parece a las ventas, es porque las relaciones juegan un papel fundamental. Si eres un reclutador que está tratando de cerrar posiciones dentro de un plazo determinado, requiere de múltiples relaciones a manejar (las partes interesadas, es decir, los candidatos y por supuesto el cliente). Requiere que se establezcan relaciones muy estrechas en nombre del reclutador, con todas estas personas, para asegurar un despliegue exitoso de la oferta. Si pensabas que el reclutamiento es solo contratar a un buen candidato, estás equivocado.
La clave consiste entender el hecho de que cada persona con la que tratas se apresura a cumplir con sus propios plazos. Debes manejar una agenda mixta entre el entrevistado y el entrevistador que trate de encajar las necesidades del cliente y para ello tienes que saber manejar bien las relaciones y hacerlo con calma.

4.CV. Un Curriculum no lo dice todo. Resumir 365 días en dos hojas la experiencia de una persona, es una tarea ardua y no todas saben hacerlo. Hoy tenemos herramientas, como son las redes sociales profesionales, que ayudan a entender la vida laboral (y personal) de una persona. A nosotros nos encanta buscar en Linkedin qué es lo que han hecho los candidatos en su trayectoria profesional, identificar su marca personal, conociendo cuáles son sus habilidades y cuáles son sus logros. En gran medida, estas herramientas ayudan a destacar en lo que los candidatos realmente podrían ser buenos, que no siempre coincide con lo que ellos consideran que lo son.

5.CONTRATACIÓN. Cada miembro de una empresa es un gerente de marca de la misma. También lo es cada candidato. La manera de acercarte a los candidatos y las relaciones que estableces con ellos durante el curso de las entrevistas es la forma de asegurar un buen final, no sólo para la empresa, sino también para los candidatos.
Incluso, si el candidato no encaja en el proceso, hay una manera empática pero profesional de tomar distancia, dando constante feedback al candidato, haciéndole saber que su candidatura no seguirá adelante, dejando la puerta abierta a oportunidades futuras. Es una buena forma de conocer las expectativas de las personas y evaluar el comportamiento en una situación compleja, algo muy importante a tener en cuenta en una entrevista con un candidato.
Al contratar a una persona es un imperativo saber qué le motiva, porque esa es la clave para ayudar a la empresa a la que se incorporará. Llegar a encajar todas las piezas del puzle de la selección, será fundamental para el beneficio tanto de la empresa interesada en la persona, como para el candidato que desea incorporarse a la empresa que lo busca. Es en ese encaje de piezas donde hay que poner toda la pasión.

En definitiva, una gestión correcta del talento en nuestra compañía, será la que transforme la diversidad de su capital humano, porque al final, el valor consiste en buscar nuevas fórmulas de trabajo que hagan crecer a las empresas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Volver arriba
Close search
Buscar